Iniciativas reconocidad de ahorro de energía

La instalación de nuevas máquinas de moldeado por inyección y la reutilización del calor de la refrigeración se encuentran entre las exitosas iniciativas de reducción de energía en las instalaciones de RPC Superfos Randers en Dinamarca

Iniciativas reconocidad de ahorro de energía

Esto ha permitido a la fábrica conseguir la certificación ISO 50001:2011 ‒una normativa sobre la gestión de energía, concedida por autoridades independientes– por segundo año consecutivo

La re-certificación refleja el hecho de que RPC Superfos Randers está continuamente poniendo en marcha modos más inteligentes de utilizar la energía. Como señala Joel Kjellander, Director de HSE de la fábrica, estos logros son beneficiosos tanto desde el punto de vista medioambiental como económico.
“Tiene mucho sentido trabajar de forma sistemática con la gestión de energía,” explica. “De forma continua, nosotros discutimos qué tenemos que hacer y dónde podemos encontrar los ahorros más importantes. Afortunadamente, contamos con unas cantidades masivas de datos de nuestra producción que nos ayudan a mapear nuestras opciones.
“Como ejemplo de un mucho menor uso de energía, el recambio de las viejas máquinas de moldeado por inyección representa el mayor ahorro de energía de nuestra fábrica de producción: hasta un impresionante 40% en el caso del recambio de una máquina hidráulica por otra completamente eléctrica.”
RPC Superfos Randers también está trabajando en más ahorros de energía en colaboración con una gran compañía danesa de servicios públicos. En la actualidad en el plan de acción está la re-utilización del calor de desecho de los compresores de aire para calentar otras áreas de la fábrica. Otro proyecto implica el control de bombas de vacío para elevadores de vacío, asegurando que sólo funcionan cuando se necesitan.
Los cambios a la iluminación también han tenido un importante impacto. “El año pasado, conseguimos considerables ahorros con la instalación de una iluminación de LEDs en todos los rincones de nuestras áreas de producción,” dice Joel Kjellander. “Esto ha dado como resultado un beneficio doble: el rendimiento de la luz es claramente mucho mejor y, al mismo tiempo, hemos reducido el consumo de energía hasta en un 40% en comparación con las lámparas fluorescentes anteriores.”
www.rpc-superfos.com

Fuente www.emmafiorentino.com.ar